martes, 15 de septiembre de 2009

El placer y los cinco sentidos

Los sentidosEn muchas ocasiones cuando hablamos de sexo parece que nos olvidamos de los múltiples sentidos de que disfruta el cuerpo humano para captar todo tipo de sensaciones y nos centramos casi por exclusiva en el tacto.

Sería una lástima desaprovechar todo el potencial que nos ofrece nuestro cuerpo cuando nos comunicamos, tanto como emisores como receptores, por lo que no está de más echar un vistazo a otros sentidos relegados.

La vista por supuesto es una de nuestras principales guías para manejarnos en cualquier actividad. Un gran porcentaje de la información que recoje nuestro cuerpo proviene de la vista, y por lo tanto cuidar nuestra imagen suele ser un punto a favor. Un sencillo vestido de fiesta puede ser el desencadenante para una noche de placer.

El olfato suele ser el gran olvidado a pesar de que un buen uso del mismo puede resultar demoledor en nuestra relación. Tenemos que recordar que determinados olores pueden despertar el apetito sexual por lo que no está de más llevar en el bolso una fragancia que nos resulte especialmente sugerente.

Uno de los que ofrecen más posibilidades puede ser el gusto. Os imagináis a vuestra pareja untada con un poco de miel, o tal vez de chocolate para los más golosos. ¿Acaso no la deboraríais con el mayor gusto del mundo?

Finalmente el oído resulta igualmente importante para poder completar una velada perfecta. En pocas situaciones me imagino disfrutando con mi pareja en medio de un atasco o del sonido de una taladradora. En su lugar elegir una buena banda sonora o algo de música romántica puede resultar clave para recrear una atmósfera inolvidable.

En resumen, no te olvides de que tenemos cinco sentidos con los que podemos disfrutar por igual. Dedica un día de la semana a cada uno de ellos y aún te sobrará el fin de semana para experimentar.